La página científica de Ricardo Quit

Desde la butaca

Estoy sentado en la butaca de todos los días frente al monitor que me acaba la vista, al estornudar, descubro cómo cambia de color; me acerco, la pantalla está caliente y observo con paciencia, mientras espero que la gota desaparezca.

La butaca se ha definido como un asiento individual, cómodo, con brazos y respaldo, diseñado para observar, no para descansar; es decir, tiene un propósito relacionado al entendimiento. De ahí que este lugar desde donde escribo y consulto el correo suele ser butaca durante las primeras horas del día, y también la que me sirve para contemplar la noche con binoculares, jugando a la astronomía que depende principalmente de la observación casi sin experimentación.


Observar es advertir o darse cuenta de algo, mirar disimuladamente, examinar en detalle, hacer notar y llamar la atención, parecería contradicción, y sin embargo, muchos la ponen como base de la investigación. Por su parte Teatro que viene de Theatron – Theomai significa: “veo, miro, soy espectador”. En resumen observo y en consecuencia si lo hago bien aprendo.


Las butacas más comunes las conocemos en el cine y el teatro, ventanas que nos enseñan cómo es el mundo gracias al invento de Edison y los Lumiere, el cual no hubiera prosperado de no ser por un gusto del guionismo y la actuación.

Hablando de Thomas Alva Edisón; en 1910, fascinado por el efecto eléctrico de galvanización, que da vida al monstruo del científico de Silesia, Víctor Frankenstein, en la novela de Mary Wollstonecraft Shelley. Decidió primero producirla en cine y más tarde mantuvo a una compañía de Broadway durante varias temporadas, a pesar que en repetidas ocasiones fuese el único en la platea. Mel Brooks, el genio de Broadway escribió también La Loca Historia de las Galaxias y produjo “La mosca” de David Cronenberg, protagonizada por Jeff Goldblum actor quien al parecer se ha dedicado a papeles pro-científicos como en “Parque jurasico”.


Difíciles de observar, las lunas de Urano: Titania, Miranda, Desdémona, Medea y Cordelia, seguidas de Margaret, Bianca, Ariel y Rosalinda, además de Crésida, Perdita, Porcia, Julieta y Ofelia, al lado de varones como Próspero, Oberón, Ferdinand, Francisco y Calibán o indefinidos como Setebos, Cupido y Puck, hacen compañía de los etílicos Estefano y Trínculo. Personajes del dramaturgo inglés William Shakespeare, los cuales ha compartido con la astronomía.

Desde la butaca, difruta www.ciencia.cc. Xacaxomulco Puebla, 2010Innegable que en la escuela aprendemos más si al profesor le sale lo histrión y el pizarrón se las gasta de proscenio; que un planetario parece un teatro arena visto desde abajo y no desde arriba; y que no se nos olvida cuando Einstein, Newton o cualquiera de bata u overol, de visita llegan al salón.

De niño asistí a ver Triptofanito en Universum; luego me enteré que Luis Enrique Erro Soler, también estudió teatro en la UNAM durante sus años mozos. Y apropósito de otro Soler, Fernando Soler Palavicini, alguna vez en la BUAP, me comento que había llegado a puebla gracias al Planetario. Junto, en Imagina, Eduentretenimiento (Mad Science) nos entretuvo con varias funciones teatrales. Por último, no olvido comentar que nací en cuna del teatro; padre, madre y padrinos a quienes les debo mis primeros años llenos de libros y ensayos.

Publicado por Aleph-Zero en Abril 27 de 2007



2007/04/29
Imprimir

La efeméride del día

1854.- Nace Henri Poincaré

...calendario científico

Relacionados

boletin
Boletin >> Soc
La Ciencia Durmiente.
recursos
Recursos >> Songs
Pichicuás.
boletin
Boletin >> Astronomia
Adios Dragones.
boletin
Boletin >> Bio
Tres Cuernos en la Cara.